Ruberte participa en las VII Jornadas Gastronómicas del Arroz Bomba

Demostrar las posibilidades que ofrece un producto de calidad de Aragón como es el arroz bomba. Con ese objetivo se celebran las VII Jornadas Gastronómicas del Arroz Bomba en la Taberna María Morena, maridadas con los vinos de Bodegas Ruberte.

Bodegas Ruberte participa las VII Jornadas Gastronómicas del Arroz Bomba de Autor Val del Falcó que se celebran en la Taberna María Morena de Zaragoza, que tienen por objetivo acercar al público una variedad premium de un producto que se cultiva en Aragón, “un gran desconocido” tal y como reconoce el cocinero del restaurante, Pepe Toledo, y que ofrece importantes ventajas sobre el que se cultiva en otras partes de España. “Tiene una gran calidad, en primer lugar porque necesita dos meses más para completar la cosecha y, en segundo, porque se riega con agua del Pirineo, procedente del deshielo, mucho mejor que la de los deltas de los ríos”, ha explicado el propio Toledo de un producto que se cultiva en la localidad de Valareña, en las Cinco Villas. Ruberte ha seleccionado un vino para cada una de las seis preparaciones. “Existe una excelente y larga relación con la Taberna María Morena y nos plantearon la oportunidad de participar en las jornadas y nos pareció muy interesante y muy bonito buscar entre nuestra bodega los vinos y cavas que mejor maridaran con cada uno de los platos, creo que el resultado es óptimo y que todos los que vengan van a disfrutar mucho”, ha señalado su enóloga y gerente, Susana Ruberte. De este modo, la carta está compuesta en primer lugar por un escabechado con jamoncitos de codorniz, una receta tradicional reinventada para este arroz, y cuya máxima dificultad la trae el correcto uso del vinagre, algo bien superado por el equipo de Pepe Toledo. Para este primer plato se ha optado por un cava brut nature que acompaña a la perfección. El menú también incorpora una propuesta exótica, diferente y muy sabrosa, un arroz verde con vieiras y gambas, un plato en el que el ingrediente protagonista está cocido en una crema de espinacas y acompañado de marisco y que se sirve con un blanco de macabeo. Para el arroz meloso con pulpo y bisaltos, una sugerente elaboración en la que se mezclan los productos de la tierra y el mar, se ha elegido un Ruberte rosado de 2012; y para el arroz con costra, una antigua receta de la cocina monacal, se ha elegido Aliana Carácter, la última creación de la bodega de magallón. La carta preparada por la Taberna María Morena incorpora, asimismo, otros platos más contundentes. Tal es el caso del arroz con ternasco, un homenaje a Aragón en el que el grano se cuece con vino, con el que se recomienda un Ruberte Tresor; y del puchero de arroz con jabalí, un homenaje a los amantes de la cocina cinegética y que encuentra su acompañante ideal en un Crianza Ruberte

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies