Imanol Arias y Juan Echanove se dejan seducir por el vermut casero de Bodegas Ruberte

Bodegas Ruberte está de enhorabuena, y es que ayer recibió la visita del programa “Un país para comérselo” que próximamente emitirá la 1 de TVE. Un equipo de 20 personas, encabezado por los conocidos actores Imanol Arias y Juan Echanove, viajaron hasta Magallón para conocer de primera mano como esta bodega familiar elabora el vermut. Su enóloga, Susana Ruberte, les mostró en vivo y en directo todos los entresijos de un saber centenario, que ha ido pasando de padres a hijos y del que muy pocos tienen la receta. En el Campo de Borja, Denominación de Origen a la pertenece esta empresa, Bodegas Ruberte es la única que fabrica este típico caldo de forma totalmente artesanal. El resultado: ambos se quedaron encantados: “es exquisito, un producto natural, de origen, un privelegio poder probarlo”, aseguraron los artistas. El rodaje de ayer pertenece al octavo capítulo del programa que ha llevado a ambos actores a recorrer toda España en busca de productos gastronómicos típicos y totalmente artesanos. El vermut de Bodegas Ruberte es ejemplo de ello. La enóloga y propietaria de la Bodega, Susana Ruberte, explica así su elaboración: “lo primero que hay que hacer es envejecer un vino garnacha en cubas de madera. Después le añadiremos azúcar y se aromatizará con extractos”. Orégano, Canela, Hipericón o Ajenjo con algunas de las hierbas que utiliza esta enóloga. Una vez hecha la mezcla sólo queda esperar y disfrutar del vermut con un buen aperitivo. El vermut no fue el único caldo que probó todo el equipo. Durante su visita a la cueva en la que Bodegas Ruberte guarda sus tesoros, los actores pudieron disfrutar de los vinos jóvenes de la casa, pero sobre todo pudieron probar una de sus grandes joyas: “Tresor”, un vino elaborado al cien por cien con Garnacha Viñas Viejas y un mes de roble francés y que resultó ser todo un éxito. “Me quedo sin palabras, aquí hay algo importante”, comentó Imanol Arias. Bodegas Ruberte es una empresa vitivinícola familiar en la que trabajan seis personas. Fue creada en 1.982 por el padre de los propietarios actuales, Andrés Ruberte. Desde entonces el buen hacer tradicional ha sido un seña constante de identidad en esta bodega que ha logrado posicionar el mercado grandes productos, como el citado Tresor o el F de Aliana un vino pensado para las mujeres, que se presentó el año pasado y que está siendo un éxito.

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies